Dónde comprar telas en Málaga.

Hola amigos y amigas. Hoy os quiero hablar de los sitios en Málaga donde yo voy a comprar telas a buen precio. En ellas suelo encontrar un gran surtido de tejidos para mis proyectos y DIY.

Foto: Merkatelas

**********MERKATELAS**********

Esta es la tienda que más suelo visitar. Tienen un gran surtido de telas de todo tipo: raso, terciopelo, piqué, franelas...a muy buen precio. Está especializada en telas para vestidos de gitana y en su web he leído que hacen talleres de corte y confección, patchwork y de accesorios para los vestidos flamencos.
Se encuentran en la Avda. de Washinton 20, en el P.I. El Viso (Málaga).
Tlf. de contacto: 952038452

**********EL KILO**********

Creo que es la tienda de tejidos más conocidas de Málaga. Se encuentra en pleno centro, muy próxima a la conocidídima Calle Larios. Aquí encontraremos telas de todo tipo y pasamanería, eso sí, un poco más caro. Además, tienen gran surtido de botones, cremalleras, lazos, encajes...
El trato allí es muy personalizado.
Se encuentra en Calle Liborio García 8 (Málaga).
Tlf. de contacto: 952228404

**********RETALES LA ESTRELLA**********

Esta tienda es una de mis perdiciones. Venden telas al peso, el retal de tamaño que tú quieras. Los precios son muy asequibles y las telas son muy bonitas, sobre todo para hacer cositas infantiles, patchwork y ropa.
Se sitúa en Calle San Agustín 11, en Antequera (Málaga).
Tlf: 952841197

Espero que os haya servido como orientación, sobre todo a los que vivan en Málaga. Un saludo y nos vemos en el próximo post.

Un poco de edición de fotos: retoque de la iluminación.

Las condiciones que nos podemos encontrar a la hora de sacar una foto no siempre son las mismas. Existen varios factores como luz, ambiente, escenario, objetos, movimiento....que pueden cambiar en función de la situación a la que nos enfrentemos y pueden cambiar el resultado de nuestras fotosgrafías.

El tipo de fotografía que quiero abordar hoy es de tipo estático, es decir, objetos que no se mueven y que están en equilibrio. Son los típicos objetos que queremos resaltar en nuestros blogs, enseñar al mundo, vender o incluso exponer. Se trata de cosas medianas o pequeñas donde el objetivo de la cámara está relativamente cerca para intentar captar los detalles al máximo.

Ya vimos la importancia de la luz en este tipo de fotografías, donde se recomienda que sea natural y tamizada, no recomendable que sea directa. ¿Dónde podemos consegirla? Cerca de una ventana, por ejemplo. Construiremos nuestro miniestudio fotográfico (como vemos aquí) y dispararemos la cámara con la ISO lo más bajo posible (en cámara compactas también se puede modificar).

¿Qué pasa cuando hay poca luz? A mí me gusta evitar al máximo el flash de la cámara. Le da a la foto la sensación de artificial.
¿Qué hago yo en estos casos? Subo un poco la ISO de la cámara (entre 400 y 800), disparo y luego trato de darle luz retoncando la foto con programas digitales de edición. Veamos un ejemplo.....


Se trata de la misma foto: a la izquierda tenemos la foto original y a la derecha tenemos la foto retocada. La foto original la tomé al atardecer, cuando la luz natural ya es tenue. Los datos de la toma son (con el objetivo 18-55):
  • velocidad: 1/50 s
  • apertura: f/4.5
  • ISO: 1200
  • distancia focal 35 mm
A ISO muy alta, entra más cantidad de luz al sensor de la cámara pero perdemos nitidez. Al darle más brillo con un programa de retoques (yo he usado Pickmonkey) aparecen pequeños puntos a los que llamamos "ruido". La foto pierde calidad en definitiva. Aún así, me sirve para explicaros la pequeña diferencia entre ambas fotos.

¿Cómo remediamos esto? Usando las mejores horas de luz al día, que son las horas por la mañana, disparando a ISOs bajas y usando un buen programa de edición fotográfica. No somos profesionales (aún) pero nos gusta que una foto muestre el mayor número de detalles y con la máxima calidad posible. Unas buenas fotos harán que nuestros objetos resalten y sean atractivos a la vista de nuestros lectores/compradores/seguidores/visitantes.

Y de momento eso es todo...seguiré con algunos post de fotografía para principiantes. ¡¡Espero que os gusten y le saquéis el máximo partido!!

Besillos soñadores, pomelines :)

La fiebre por el crochet.


No lo he podido evitar y no me he resistido a comprar estas maravillosas agujas de crochet japonesas llamadas HAMANAKA. Son preciosas además de prácticas y cómodas.

Con ellas voy a poder hacer mis amigurumis con una mayor rapidez (se deslizan con más suavidad sobre la hebra de algodón) y con un mejor acabado.


El set de 5 agujas ronda los 30 euros. Son caras pero ha sido un capricho-regalito de Reyes.

Nuevas ideas, new crafts.

Llevo mucho tiempo sin actualizar este blog y he pensado que ya era hora de ir renovándolo. He estado algo más liada de la cuenta con el tema del trabajo y me es imposible publicar las veces que quisiera. Pero estoy feliz, la vida me sonríe y no me puedo quejar ni siquiera de mi falta de tiempo.

Cuando el trabajo me deja un respiro, es decir, los fines de semana, me dedico a hacer lo que más me gusta....CREAR. Y para ello me pongo manos a la obra en mis pequeños trabajillos y voy en busca de la creatividad si alguna vez noto que me falta. ¿Quién me iba a decir a mí un día que me gustaría tanto el mundo de las manualidades?

El caso es que me ha dado últimamente por el crochet y el amigurumi. Parece que no, pero a veces necesito alicientes. Los suelo encontrar en Pinterest o en otros blogs espectaculares e imaginativos. Es el caso del blog de Pati, una chica de Canarias que hace cositas superbonitas y delicadas...KAWAII como diría ella. Su blog, Kawaii Cloud es el reflejo de lo que digo. Os invito a que lo visitéis porque no tiene desperdicio. Gracias a ella he conocido las agujas de crochet Hamanakas, de las cuales ya estoy esperando que lleguen a casa. Pienso sacarles el máximo partido. Y también estoy maravillada con una tienda en Málaga, recién descubierta, que se llama Las 13 Madejas, en las que he empezado a comprar un surtido de ovillos de algodón para mis amigurumis...os dejo un ejemplo:


Pero esto no es lo único, la fotografía y la cocina también han absorbido parte de mi tiempo. Mi Canon tiene nuevo compañero. Se trata de un objetivo de 50 mm f1.8 que hace algunas maravillas con las imágenes que veo tras la mira de la cámara. Es muy luminoso y estoy muy contenta con él.


Decidimos hacer un día una buena receta de galletas de mantequilla. La casa olía a dulce y el horno desprendía el típico olor a recién hecho que quitaba el sentido. Yo no soy dulcera, pero he de decir que me comí algunas-muchas.


¡¡Y eso es todo de momento!! Pienso contaros más cositas pronto...¿me esperaréis? Mientras, os mando besitos soñadores!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...